Flora

Flora

La cubierta vegetal está en constante equilibrio dinámico con el medio en que vive. Es la resultante de un largo proceso de adaptación al clima y al suelo.

El clima es el principal factor selectivo de las especies que se instalan o colonizan un área y el suelo es la resultante de la acción combinada de los vegetales, animales y los agentes atmosféricos sobre el sustrato geológico.

Al interior de los biomas desérticos, se distinguen eco regiones con ciertos caracteres de vida florística y faunistica distintas, como consecuencia del efecto local diverso que producen la acción ecológica de la oceanidad, la orografía, el suelo, la altitud e incluso el hombre.

Así desde el punto de vista de la flora, podemos distinguir dos zonas o ecorregiones:

La subregión desértica andina;
Comprende los salares y sus alrededores, presentando un paisaje más o menos homogéneos.
La subregión de las estepas alto andinas;
Donde se encuentran plantas en cojín, Gramíneas, Coirones, Tolares, etc.

La mayor parte de esta vegetación Xeromórfica es utilizada como combustible, alimentos tanto para el hombre como para los animales y/o medicina casera.

En general, la carencia de humedad determina una cubierta vegetal extremadamente rala, la cual se desarrolla con mayor intensidad y extensión sólo en quebradas, valles y oasis.

En los salares hay pastos y hierbas especialmente resistentes a la salinidad, los cuales forman vegas. En ellas crecen algunas Gramíneas que permiten el pastoreo de ovinos, auquénidos.

Entre las especies que allí crecen predominan el cachiyuyo, la Brea, el Pingopingo y en las quebradas y sectores donde aflora el agua subterránea, se observa la presencia de arbustos y pequeños montes.

 

Desierto Andino

La vegetación es un poco más desarrollada, gracias al efecto de las precipitaciones caídas durante el invierno altiplánico.

En el desierto andino se generan dos ambientes especiales, uno de ellos es el de la cuenca superior del río Loa, que presenta características climáticas duras y en ella se desarrollan especies xerofíticas más propias de la zona altiplánica.

Entre los árboles de esta zona, se destacan el Algarrobo (Prosopis Chilensis), el chañar (Geoffroeya Decorticans), la llareta (Azorella Compacta), se ubica de referencia en las laderas rocosas, así como también en las laderas de las altas cumbres, sobre los 4.000 metros de altura. Es un arbusto cuyas ramas cortas y compactas abrazan el suelo y las rocas dejando ver solamente su apretado follaje, su crecimiento es lento.

El Cactus crece en las laderas abruptas y en las cimas, en la Puna Andina defiende su dura subsistencia con el aire húmedo de las alturas, ya que no lo hace por sus raíces, luce una flor grande multicolor, de maravillosa textura.

Nº de visitas

1238

Leave a comment

You are commenting as guest.